Motivo #4

por Juan Carlos González @CajuComVisual

En la historia del arte son pocas las mujeres que aparecen como referentes y cuando lo hacen, su obra artística es opacada por frases como “la musa del gran pintor…” “ la esposa del gran escritor…” “la amante del artista…”

En Ecuador varias mujeres pasaron a la historia a pesar de que en su época fueron invisibilizadas y su trabajo muy poco reconocido.

Dolores Veintimilla “de Galindo”, así la conocemos, con el “de Galindo” algo muy utilizado para aclarar que esa mujer es de su marido. Dolores, poeta quiteña en sus tiempos fue criticada y excluida del espectro público, considerada por autores de la época como una escritora de poca trascendencia. Dolores no era feminista, tampoco escribía los más emocionantes poemas de mujeres fuertes, sino más bien sus poemas eran de un corte romántico que ahora nos parecería un cliché del amor romántico; pero era una mujer que quería escribir, leer los libros prohibidos para las mujeres; por lo que fue criticada, agredida, y sentenciada por una sociedad, al punto de llevarla al suicidio.

Dolores es tan solo una de las miles de mujeres en la historia de Ecuador que han pasado por esto, varias de ellas han muerto sin que se reconozca su arte, mientras que otras se han abierto camino contra todo.

En la actualidad muchas mujeres exponen sus puntos de vista desde varias áreas, si bien la escritura sigue siendo parte de esa trinchera, hoy por hoy, la música, el cine, las artes plásticas, escénicas el diseño gráfico, el grafiti etc, permiten reivindicar la propuesta de las mujeres artistas.

Taki Amarú, es cantante de Hip Hop que desarrolla una propuesta musical cuyas líricas fusionan el español y el Kichwa. Para Taki en la música existen varios factores que dificultan el desarrollo de una propuesta musical desde las mujeres: “los productores, los músicos tiene una lógica de competitividad, son pocos los espacios donde te abren las puertas, el presupuesto para artistas es poco, mucho peor cuando eres una artista mujer”.

A pesar de esto Taki ha desarrollado una propuesta alternativa, contestataria, desde su comunidad “las mujeres tenemos mucho que transmitir a las nuevas generaciones, es importante hacer visible nuestra lucha, hay que impulsar la participación de las mujeres en los espacios, es necesario un apoyo institucional pero como nunca se ha dado esto, nosotras trabajamos desde la autogestión”

Carla

Carla Maruri, es otra mujer artista que desarrolla su arte a pesar de los limitantes. Carla es vicepresidenta de la ANAE (Asociación Nacional de artistas Escénicos), para ella ser mujer, ser joven y no proceder de los “centros” donde se vive el arte, son aquellas trabas que tienen las mujeres jóvenes. Por esto Carla cuenta que en su asociación están impulsando mejores condiciones para los artistas, afiliación al seguro social, pagos justos y equitativos, normas de convivencia y trabajo, donde no se haga diferencia entre hombres y mujeres sino en la calidad de la propuesta”

Kuka

“Kuka” es artista gráfica y muralista. Para Kuka ser artista y participar en el 8 de marzo es una necesidad porque es necesario vincular el arte a las luchas de las organizaciones, de los movimientos y grupos de personas que demandan espacios para ser escuchados, así dice: “es necesario trabajar con los sectores populares”

Kuka formó parte de los artistas que se convocaron y recuperaron un mural en los exteriores del mercado de Santa Clara previo a la marcha de Noviembre donde miles de mujeres participaron bajo la consigna “Vivas nos Queremos”.

Para Kuka es necesario el desarrollo de propuestas populares y alternativas, de mujeres diversas que hacen y viven del arte, es necesaria una apuesta a la disputa anti hegemónica, que es insurgente, rebelde y contestataria.

En diciembre del 2016 se aprobó la “Ley Orgánica de Cultura” que a criterio del oficialismo busca reconocer el trabajo de uno de los sectores que en la historia del país, ha sido uno de los más olvidados.

En esta Ley no se plantea una perspectiva de género, de hecho las demandas específicas de las mujeres en el ámbito cultural no está siendo discutido.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *